Receta de calabacín con tomate. Imagen explicativa de cómo pelar un calabacín.

Ayer fui a casa de mi madre y no pude resistirme, me llevé un táper de uno de mis platos preferidos, calabacín con tomate. Al llegar a mi casa sólo tuve que freír un huevo y ponérselo encima… Y ya de paso, freí dos y me llevé parte del tuper al trabajo hoy. La verdad es que da gusto parar un momento a medio día y tomar un delicioso plato como Dios manda. Y más esta semana que estoy haciendo el reto de 7 días sin azúcar de Nutrillermo.

Cómo pelar un calabacín

Aunque en la receta yo os recomiendo pelar el calabacín, hay quienes dicen que no es necesario y que, de hecho, lo más interesante del calabacín está en la piel.

Quizás ahora que he visto este vídeo me anime a probarlo con piel a ver si cambia el sabor o se mantiene igual.

Para pelar el calabacín, normalmente empiezo cortando los bordes y después lo pelo con un pelapatatas para aprovechar al máximo su carne.

Y ahora ya, sin más, vamos con esta deliciosa receta de calabacín con tomate.

Calabacín con tomate

Ingredientes:

  • 2 calabacines grandes
  • Tomate triturado o 4 tomates pera maduros
  • 1 Pimiento verde
  • 1 Cebolla
  • Aceite de oliva virgen extra de España
  • Sal
  • Ajo
  • Huevos

Preparación:

  1. Pelamos y picamos la cebolla, el pimiento y el ajo y lo sofreímos con aceite de oliva virgen extra.
  2. Mientras preparamos el sofrito, pelamos los calabacines y los cortamos en dados o tiras. Reservamos.
  3. Lavamos, pelamos y rallamos el tomate.
  4. Cuando el sofrito esté hecho, agregamos el calabación y lo dejamos unos minutos con la tapa puesta para que el calabacín suelte su jugo.
  5. Agregamos el tomate, removemos y cocinamos con la tapa puesta a fuego lento hasta que las verduras suelten todo su jugo.
  6. Quitamos la tapa y dejamos reducir sin dejar de remover hasta que se evapore el líquido.
  7. Para terminar, vierte el calabacín con tomate en un recipiente de horno y añade en la parte superior huevos.
  8. Introduce el recipiente en el horno precalentado a 250º hasta que las claras del huevo cuajen.

En lugar de los puntos 6 y 7, fríe un huevo y sírvelo encima del calabacín con tomate. Esta es mi opción preferida. ¡Ya verás qué rico está!

Si quieres, antes de servir puedes añadir albahaca u orégano. A mi me encanta con esta última especia.

Este plato es ideal para tomar como primer plato o plato único o incluso para acompañar carnes o pescados.

También puedes utilizarlo como salsa para acompañar unos espaguetis o macarrones.

CaRoL
karoljoma@hotmail.com
Posgrado en Community Manager. Licenciada en Publi y RRPP. Diplomada en Empresas y Actividades Turísticas. Intentando vivir mi sueño :D

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *