Qué picar entre horas
25 abril, 2020

Aperitivos fáciles y saludables para picar entre horas sin remordimiento

Por CaRoL

Sí sí, has aterrizado en el lugar correcto. De aquí vas a sacar ideas para preparar aperitivos fáciles y saludables que podrás disfrutar con amigos o familia. ¿Y por qué no sólo?

Yo confieso que no compro nada que no deba comer para no caer en la tentación en casa… ¡O al menos lo intento! Y la teoría de la buena alimentación me la sé de memoria pero es tan, tan TAN difícil cumplir… Por eso, intento tener a mano algunos alimentos saludables. De esta forma, si me entra el gusanillo puedo tirar de un aperitivo más saludable en lugar de devorar algo que no debo.

  • Hacer 5 comidas al día
  • Desayunar fuerte
  • Entre una comida y otra han de pasar 2 – 2½ horas
  • Beber mucha agua
  • Hacer ejercicio físico
  • Descansar al menos 8 horas diarias
  • No cenar pasta
  • No cenar justo antes de acostarse
  • Hacer la compra después de haber comido, sin hambre
  • No picar entre horas, ¡NO PICAR ENTRE HORAS!

Aunque mi nevera y despensa son perfectas para el que no quiere nada, y están preparadas para superar este último punto, hay cosas que nunca faltan:

Alimentos que no faltan en mi despensa. Ideales para preparar aperitivos fáciles y saludables 

Pepinillos:

Es el aperitivo perfecto y yo creo que el menos calórico ya que sólo cuenta con 11 calorías.

Si no fuese porque a mi personalmente me da un poco de ardor, me lo llevaría hasta al trabajo para picar entre horas.

Puedes comprar pepinillos prácticamente en todos los supermercados. Raro es el que no tiene.

De todos los aperitivos fáciles y saludables, este sería el primero de la lista. Más fácil de preparar, ¡imposible! sólo tienes que abrir un bote y listo.

Fruta:

Lo mejor que podemos hacer si nos entra hambre fuera de las horas de las comidas es tomarnos una pieza de fruta. Además de saciarnos, aportaremos nutrientes y vitaminas a nuestro organismo.

Además que estar deliciosa, la fruta la podemos presentar de formas muy creativas. Cortada en cucharas con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, en originales brochetas… Para hacerlas más atractivas, mezcla frutas de diferentes colores para darle un toque más original y divertido.

Palomitas de maíz:

¿Has probado a prepararlas en una sartén con unas gotitas de aceite de oliva virgen extra? ¡Están deliciosas y son más saludables!

Versiona las palomitas a tu gusto. Si te gusta el dulce, ponles un poco de canela o caramelízalas en una sartén.

Edamame:

Posiblemente lo hayas probado en algún chino o japo. El edamame son vainas de soja que generalmente se preparan hirviendolas en agua con sal o al vapor. Son muy fáciles de preparar y para se comen como las palomitas, pero con menos calorías. Y lo mejor… ¡Aguantan varios días en la nevera! Pero ten cuidado… Una vez te comes uno, ¡no podrás parar!

Si tienes suerte puedes encontrarlos en la sección de congelados de Mercadona. Pero es un producto estrella y muchas veces no hay. Si no, puedes buscarlo en La Sirena.

Crudités:

Son verduras y hortalizas frescas generalmente cortadas en bastones para poder mojar en alguna salsa o vinagreta. Ahora las cadenas como Mercadona nos lo ponen realmente fácil para tomar crudités ya que te los venden pelados y cortados. ¡Más cómodo, imposible!

Infusiones:

Aunque cuando salgo sí que tomo bebidas con gas, en casa procuro no hacerlo y las sustituyo por infusiones. Mis preferidas son las infusiones ecológicas Orballo que, entre otros establecimientos, ahora puedes encontrar en La Sirena.

Sabios consejos para no picar lo que no debemos

Cuando vayas a picar algo que no debes recuerda… Eso tan apetitoso va a estar un segundo en tu boca para pasar una buena temporada en el pandero.

Que sí, que es muy fácil de preparar… Sólo tienes que abrir la bolsa o el bote y disfrutar de ese aperitivo que tanto te gusta… ¡PARA! No merece la pena. Piénsalo bien. No sólo comas, ¡aliméntate!

Otro buen consejo que me dieron una vez es el siguiente: La segunda cucharada sabe igual que la primera. No es cuestión de dejar de comer, ¡sólo debemos contenernos!

Como ves la teoría la tengo más que interiorizada. Ahora sólo me queda ponerlo en la practica y disfrutar de aperitivos fáciles y saludables siempre. ¿Comenzamos?