por CaRoL

Rodilla colabora con El Jardín de mi Hospi de Juegaterapia

El sábado tuve el honor de conocer de primera mano el proyecto solidario de la que Paula Alós, ganadora de Masterchef Junior 2017, es madrina.

Juegaterapia y su lema ‘La quimio jugando se pasa volando’

Según escribo estas letras se me encoge el alma y me dan unas ganas terribles de llorar. Bueno, ya sabéis que soy muy llorona pero hay causas que por un lado merecen lágrimas de dolor y por otro de alegría y emoción.

El cáncer es una enfermedad que nos rodea por todas partes. ¿Quién no tiene un familiar, amigo, vecino o compañero con uno? Desgraciadamente todos conocemos a alguien que o lo padece o lo ha padecido. En mi caso este tema me toca especialmente el corazón porque mi padre hace ya 19 años la sufrió y no la superó. Pero si es una enfermedad dura en adultos, ¡imaginaos en niños! En lugar de jugar, correr, reír, disfrutar… terminan encerrados en un hospital. Ante esta situación y para hacerles su padecimiento más llevadero, Juegaterapia reparte consolas y videojuegos en hospitales. ¡Ahora los niños pueden ser superhéroes y princesas! Pero Juegaterapia va más allá…

El Jardín de mi Hospi

Una consola no es suficiente para que un niño ingresado sea feliz, ¡necesita esa sensación de libertad! Poder pasear sin estar rodeado de cuatro paredes y disfrutar en ‘otro entorno’ con sus padres y hermanos.

Gracias a las aportaciones solidarias de miles de personas, empresas y asociaciones, Juegaterapia convierte en realidad este maravilloso sueño convirtiendo las azoteas en desuso de los hospitales en parques llenos de magia e ilusión donde los niños pueden ser eso, NIÑOS.

María José Jara, portavoz de la Fundación Juegaterapia nos comenta que ‘El Jardín de mi Hospi’ “consiste en recuperar azoteas en desuso en los hospitales y transformarlas en jardines para que puedan jugar en un entorno verde todos los niños ingresados. La recaudación de estos productos solidarios de Rodilla irá destinada a la construcción del cuarto ‘Jardín de mi Hospi’ en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid”.

Pero este jardín no es sólo necesario para los pequeños pacientes. Lo necesitan sus hermanos y familias para poder disfrutar de un minuto de normalidad con ellos. Un cambio de aires que beneficia a todos; pacientes y entorno.

Rodilla lanza dos productos para colaborar con ‘El Jardín de mi Hospi’

Todos conocemos Rodilla y hasta tenemos un sándwich preferido para cada ocasión, ¿a que sí? Pues ahora también puedes comprar en tu establecimiento habitual dos nuevos productos cuyos beneficios irán destinados a los proyectos de reconstrucción y rediseño de espacios hospitalarios para los niños pacientes de cáncer.

Los musts que tienes que añadir en la lista de la compra en Rodilla son el Batido Arcoiris, con sabor a yogur y limón, y la tarrina de yogur con frutos rojos, una deliciosa mezcla de fresa y yogur, con sirope de frutos rojos. He de decir que probé le primero y cuando me di cuenta ya lo había terminado por lo que no pude hacerle la foto… ¡Tenía tan buena pinta que me pudieron las ganas de probarlo!

Según palabras de Ángel Fernández, director de Desarrollo de Negocio de Rodilla, “En Rodilla estamos encantados de colaborar con la Fundación Juegaterapia para aportar nuestro granito de arena a la causa y devolver esa tan merecida sonrisa a estos niños. No se nos ocurre una mejor forma que con nuestros productos más divertidos y con la ayuda de Paula Alós que, como niña que es, entiende perfectamente la iniciativa”.

No puedo estar más de acuerdo con él. La verdad es que cuando ves que una empresa como Rodilla en la que llevas tanto tiempo comprando se involucra en un proyecto así te alegras de cada peseta (conocí la empresa cuando cursaba la peseta… ¡Estoy vieja, pelleja!) y cada céntimo que has dejado allí.

Paula Alós, un ejemplo para muchos niños

Me encanta que Paula Alós se involucre siendo madrina de este proyecto solidario de Rodilla y Juegaterapia. Paula es un modelo a seguir para muchos niños y participando en proyectos así, ayuda a generar conciencia en los más pequeños.

Más allá de lo que fue la presentación, teníais que ver a Paula Alós. Una niña simpática, atenta, cariñosa… En la presentación estuvo en todo momento acompañada por Elvira, paciente de oncología, que ejerció de pinche en la elaboración de los helados. Hubo miradas cómplices y un montón de gestos de cariño. ¡Daba gusto ver a esas niñas juntas! Desde luego que la elección de la madrina ha sido un acierto total.

Así que ya sabéis, colaborar con el proyecto de ‘El Jardín de mi Hospi’ del Hospital Gregorio Marañón de Madrid comprando el Batido Arcoiris y la tarrina de yogur con frutos rojos. ¡Además de refrescaros, estaréis sacando miles de sonrisas!

Sin más, os dejo al ritmo de RESISTIRÉ.

 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *