por CaRoL

Hoy hablamos de… ¡Pechotes y sujetadores!

Para algunas mujeres comprar un sujetador se convierte en un suplicio. Si no tienes una talla regular, hay en tiendas en las que directamente estás descartada. Esto ocurre en la mayoría de comercios que directamente no menciono ya que la lista sería demasiado extensa y además, procuro escribir en positivo, siempre sacando lo bueno de cada lugar y haciendo críticas constructivas y nunca destructivas.

Tener un contorno bajo y copa grande, es decir, estrecha de espalda y pecho grande, al no ser algo normal, hace que las marcas se olviden de nosotras y que, en caso de tener prendas, el precio sea de 80€ en adelante. Hablamos de 80€ en un sujetador básico. ¡Un atraco!

Pero… ¿Conocemos nuestra talla?

Conoce la talla correcta de tu sujetador

Me sorprende que muchas veces cuando hablamos entre nosotras de sujetadores alguien comente… Yo tengo mucho pecho, ¡tengo una 100! Como diría Rossy de Palma… ¿Peeerdona? ¿Sabes lo que significa tener una 100? A ver, el número corresponde al contorno, es decir, si tienes una 100 no quiere decir que tengas más pecho, simplemente significa que eres más ancha de espaldas. Lo que mide el tamaño del pecho es la copa, es decir la letra. Así que una talla de sujetador sería por ejemplo una 85D, 90B o 100C. Este concepto básico se nos escapa a gran parte de las mujeres. Es increíble es desconocimiento que tenemos nosotras mismas sobre el tema.

Puede ser que os parezca una tontería pero más de una vez, ya desesperada, se me ha escapado hasta alguna lagrimita al salir de alguna tienda. ¿Tengo un cuerpo anormal? ¿Tan raro es mi cuerpo que no puedo ni comprarme un sujetador? ¡Y ya un bikini ni os comento! Lo bueno ahora es que venden por separado la parte de arriba y la de abajo. En este sentido ya hasta paso de las modas. De entre las partes de arriba que me gustan, selecciono las más monas y las que me quedan más cómodas y cojo un par de braguitas de color liso que voy combinando. ¡Cero complicaciones!

Qué no debe pasarnos nunca con un sujetador

Esta gráfica explica a la perfección cómo no debemos llevar el sujetador.

A todas nos ha pasado alguna vez que nos hemos comprado un sujetador que no nos quedaba bien. Yo tengo unos 10 en una bolsa para retirar. Algunos me los he puesto una vez y otros ninguna. No debemos apegarnos a prendas que no nos ponemos o que no nos vienen bien ya que al final se nos cae el armario de ropa y nunca tenemos nada para ponernos. – Ejem… ¡A ver si me aplico el cuento! –

¿Cuántos sujetadores debemos tener?

Ni uno, ni dos… ¡El número mínimo de sujetadores que debemos tener es tres! Pero… ¿Por qué tres?

  • Para empezar, no utilizamos un sujetador para todo sino que, dependiendo de la ropa que nos vayamos a poner debemos seleccionar uno u otro ya que no es lo mismo ir con un vestido de noche, una camiseta palabra de honor o ir en modo chandalera.

  • Nuestro sujetador tiene que descansar. ¿CÓMO? ¡Ni que fuera una persona! Pues sí, amiga. Resulta que no debemos utilizar el mismo sujetador más de dos días seguidos. Lo ideal sería tener los seis que se muestran en la gráfica anterior incluyendo incluso una séptima pieza para dormir pero, como fondo de armario, no debemos tener nunca menos de tres.

Encuentra el sujetador perfecto en Dama de Copas

Hace unos meses, mi amiga Raquel me habló de Dama de Copas y, aprovechando que me quedaba cerca del trabajo fui a conocerlo y he de reconocer que desde entonces ya ni miro sujetadores en otras tiendas, voy directamente a Dama de Copas ya que sé de antemano que allí siempre tienen lo que busco y necesito.

¡Te hablo de Dama de Copas en A lovely Madness!

 





Comentarios

  1. By Mentxu Hernández

    Responder

    • By CaRoL

      Responder

  2. Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *