por CaRoL

Descubriendo Chamberí: Pasta fresca a domicilio

Yo confieso que me pierdo día sí día también volviendo a casa. Es lo que tiene caminar desde una oficina que está a 2,6 km según Google Maps. Con esa distancia, mi horrible sentido de la orientación (soy de las que cortan una calle y se pierde) y las ganas de conocer e investigar la zona me llevan a descubrir sitios nuevos que a veces no vuelvo a ver por lo que voy de local en local pidiendo tarjetas para luego poder volver. Lo sé, ¡soy lo peor! Pero aun así tengo recursos. Jejejeje

Hace unos días pasé por la Glorieta de Quevedo y viendo el escaparate de Pasta fresca, tuve que entrar. Los tallarines me decían ¡CÓMEME!

Siempre me ha gustado mucho la pasta, de hecho, en casa siempre hemos comido mucha. La especialidad de Casa Jove, los espaguetis picantes, sigue siendo el plato de los domingos. Y es que ese plato tan sencillo de preparar nos encanta tanto a los mayores como a los más pequeños. Espaguetis con aceite de oliva virgen extra (recomiendo cocinar siempre con Aceites de Oliva de España), ajito y guindilla… Jijiji ¡Otro día os cuento cómo se hacen paso a paso!

Diferencia entre la pasta fresca y la pasta seca

Preparar pasta aunque es relativamente fácil, lleva su tiempo. Hace unos años (ya estoy hablando en plan abuela cebolleta…) hice tallarines caseros. La verdad es que recuerdo que nos llevó un montón de tiempo y luego nos los comimos en nada por lo que personalmente prefiero comprarla. A no ser que sea por mis sobris o un novio cocinitas, no creo que vuelva a prepararla en casa. Seguro que me trago mis palabras, ¡lo sé! Llegará el momento en el que me compre una máquina de preparar pasta y me vuelva loca. Pero por el momento, para cocinar para una sola persona como que no lo veo nada práctico.

Para secar la pasta se somete a procesos para deshidratarla. Esto, aunque no afecta a las calorías, repercute en el sabor y textura final por lo que siempre es recomendable disfrutar de un buen plato de pasta fresca antes que uno de la pasta seca. ¡Ojo!, esto no quiere decir que la pasta que compramos en el supermercado no esté rica. ¡Está deliciosa! Sólo que la fresca está mejor aún.

Pasta fresca para llevar o envío a domicilio

Como os comenté más arriba, caí en la tentación y entre en la tienda. ¡Me volví loca! Todo tenía una pinta… Como mantengo intento mantener una dieta equilibrada, me decanté por unos spaguetti de remolacha que solo verlos me hicieron salivar…

pasta fresca de remolacha

 

En la tienda Pastafresca (Glorieta de Quevedo, 7. Madrid), llena de diferentes tipos de pasta, llaman la atención no sólo las diferentes formas si no los colores que son resultado de la mezcla de ingredientes de calidad que dan a la masa diferentes matices que luego vemos reflejados en el sabor.

Pasta fresca de remolacha

La dependienta muy amablemente me recomendó que los preparará con una salsa casera de calabacín y tomate. ¡Quedaron riquísimos! Ahora sí, he de decir que la salsa me salió de chiripa porque he intentado repetirla y no he conseguido el mismo resultado. Jijijiji ¡En la cocina cada día una aventura!

La verdad es que cocinar para una sola es un rollo. ¡La vida no está hecha para vivir sola! Nada más hay que ver el tamaño de las raciones del supermercado o intentar cambiar la funda del edredón. ¡Una tarea de superheroina! Cocinar para una sola persona es tan tan aburrido que finalmente tiramos de cualquier lata o comida prefabricada. ¡Menos mal que al menos existen empresas como Wetaca que nos hacen la vida menos complicada!





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *