por CaRoL

Un fin de semana más de mudanza

Tengo frío, las manos y los pies helados, me duele la cabeza y tengo el cuerpo entumecido.

Tras tres semanas de mudanza mi cuerpo ha dicho basta y lleno de dolor ha decidido tomarse el día libre, claro está, después de poner unos 40 clavos en la mesilla de noche.

Las últimas semanas mi mejor amigo ha sido el atornillador IXo de Bosch. Pensaréis, ¡qué exagerada! Pues no. Lo digo totalmente en serio. A la hora de montar cualquier tipo de mueble siempre se necesita un destornillador y el esfuerzo que se hace y lo que se tarda en poner un tornillito es bastante. Cuando sólo tenemos que poner uno no lo notamos apenas pero, cuando son varios muebles los que tenemos que montar… ¡terminamos agotados!

flyingparanoias_Carol con atornillador IXO de Bosch_
Me compré una mesilla de noche por Internet y no pensé que vendría en plan IKEA, sin montar así que, ayer mi noche se basó en montar todo menos la parte posterior ya que, a la hora que terminé no me podía poner ya a dar martillazos… Bueno, eso y que no tenía martillo.

Hoy me he comprado una cajita de herramientas con las 5 cosillas básicas que se necesitan en una casa. Vamos, sólo espero no tener que ponerme a dar más martillazos pero bueno, es algo que siempre hay que tener, ¿no?

Tras semanas de mover cajas, ropa, subir, bajar… Ya por fin veo el fin de esta mudanza. Espero terminar con todo el miércoles y tener por fin la casa medio decente.

Pero hoy mi cuerpo ha dicho hasta aquí.

El cuerpo es sabio y debemos escucharle. Cuando dice oye, ¡toca descansar! Lo mejor que podemos hacer es prepararnos una sopita y hacer del sofá nuestro mayor aliado. Y en ello estoy, intentando que la espalda y los brazos me dejen de doler mientras me hago bola enredada en el edredón.

Mañana será un nuevo y maravilloso lunes y el cuerpo de nuevo estará al 100%.





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *