por CaRoL

Hay trenes que sólo pasan una vez

Vida del tren

¿Cuántas veces pensamos ‘y si…’? ¿Y si hubiera hecho esto o aquello?

Hoy hace un año…

Hoy hace un año tuve una boda en la que conocí a un chico encantador. Pero no un encantador de serpientes de esos a los que estamos acostumbradas a conocer. Un chico súper agradable, simpático, educado, atractivo y de conversación súper interesante. Con unos ojazos en los que te perderías horas y horas… Uno de esos pocos chicos que te apetece conocer un poco o bastante más.

Las circunstancias no acompañaban en ese momento y menos aun cuando él vivía en la patria querida y yo estaba exprimiendo Madrid.

Mea culpa, no mostré suficiente interés como para que viniera a Madrid y, aunque surgieron varias ocasiones de vernos en distintos puntos de España, siempre me eché atrás.

Hay trenes que solo pasan una vez

Meses después por fin hubo un reencuentro y la verdad es que intenté disculparme ya que, como dijo Confucio, ¨cometer un error y no corregirlo es otro error¨, pero todo salió al revés. Volví de Gijón súper triste. ¡Imbécil de mí!, pensé incluso que aparecería en la estación pero claro, esas cosas sólo pasan en las películas. Pero bueno, volvamos a la realidad. ¿Os acordáis del artículo que escribí sobre los tipos de mujeres solteras? A ver si adivináis con cuál me siento identificada 😉

Lo que venía a comentar con toda esta historia es que muchas veces dejamos pasar trenes y oportunidades que nunca vuelven. Nos pasamos la vida esperando algo y cuando aparece, miramos a otro lado o simplemente volvemos a esperar el siguiente paso. No disfrutamos realmente del presente esperando a que llegue el siguiente punto. ¿Recuerdas el corto ‘Las esperas’? No dejes de verlo y comprenderás a la perfección a lo que me refiero.

Y poco más que añadir. Espero que de esta historieta te lleves alguna enseñanza aunque como todos sabemos, ¨nadie escarmienta por cabeza ajena¨.

Hoy hace un año…

Última boda del año 🙂 #boda #weading #felicidad #amor #azul #moda #fashion

Una foto publicada por Carolina de Jove (@vexerina) el





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *