por CaRoL

Futboling, la reinvención tecnológica del tradicional futbolín

El Jueves pasado se presentó en Madrid Futboling, la reinvención tecnológica del futbolín de toda la vida, y tuve ocasión de asistir y de probarlo in situ.    

Jugando al Futboling® con Jonan Basterra (@Pixel_Jonan)

Con un compañero de lujo, Jonan Basterra, no me resistí a jugar una partida y ver con mis propios ojos la evolución del “futbolín analógico” al Futboling.

La primera diferencia entre los dos se aprecia a simple vista. El futbolin de toda la vida es de madera mientras que el Futboling es de polietileno 100% reciclable y ambientalmente sostenible. La segunda gran diferencia  es que el nuevo tiene conexión a Internet por lo que permite una experiencia de diversión 2.0. Los usuarios registrados pueden seguir sus resultados y los de tus amigos a través del ordenador, desde la web www.futboling.com o a través de una aplicación de iPhone o Android.

Desde el punto de vista práctico, el juego es el mismo pero mejorado gracias a que puedes guardar todos los datos en tu perfil. Si no quieres darte de alta puedes jugar como invitado por lo que cualquiera puede disfrutar de una buena partida.

Cabe destacar la función social de Futboling. Con el lema Fun for a better world pretenden conseguir un mundo mejor a través de la diversión, por eso, el dinero que se recaudado de las partidas se destina a ayudar a los demás. Un tercio de lo recaudado en cada partida va destinada a la ONG que nosotros elijamos de las siguientes: Intermón Oxfam, Fundación Josep Carreras contra la leucemia, Cáritas, Infancia Solidaria, Manos Unidas, Fundación Vicente Ferrer, Medicus Mundi, Vencer el Cáncer y Adena WWF España. A ellas se destinará un tercio del importe de la partida. Otro tercio va a la Fundación Fun fo a better world, organización sin ánimo de lucro que impulsa TheFutbolingCompany con el objeto de integrar laboralmente a personas especiales con alguna discapacidad, para que sean ellas quienes realicen las diferentes tareas de asistencia técnica y mantenimiento de las máquinas. EL último tercio es para las universidades en las que se van a instalar las máquinas, sufragando por una parte el alquiler de los espacios, y destinando el resto a becas, bibliotecas o adquisición de material didáctico.

Jugar al Futboling deja de ser una simple diversión para convertirse además en una experiencia 2.0 con la que ayudar a personas necesitadas.

Y ahora que sabes lo que es Futboling…. ¿Echamos una partidita?





Comentarios

  1. Responder

  2. By Nicolas

    Responder

  3. Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *